Castilla-La Mancha, España
Contacto Imprimir
Localización
Historia
Geografía
Turismo
Fiestas
Galerías Fotográficas

Rutas Turísticas

En Villatobas existe una línea de fomento y desarrollo del Turismo Rural del municipio por medio de diversas acciones existentes y otras en proceso de desarrollo: 


YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE PLAZA DE MOROS

Este Yacimiento se encuentra en la parte más elevada de un cerro. Fue hábitat durante cientos de años de seres humanos que nos precedieron en el tiempo y dejaron huellas significativas de su paso por el mismo, se trataba de un poblado celtibérico.

El Yacimiento Plaza de Moros, tiene un indudable valor Histórico y Cultural, como demuestra el hecho de que haya sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Zona Arqueológica, mediante Decreto 67/2002, de fecha 7 de mayo, de la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. 

El proyecto Plaza de Moros tiene un importante potencial, no sólo desde el punto de vista cultural, sino también como desarrollo económico. Villatobas es ampliamente conocido y visitado para realizar trabajos y estudios de campo y para disfrute de un turismo cultural cada vez más numeroso.

Acceso
Para acceder al cerro Plaza de Moros, podemos llegar por dos caminos diferentes:

- El más cómodo sería partiendo de Villatobas tomando la CM - 3001 en dirección al pueblo de Lillo. Se recorren 4 kilómetros en esta dirección, a la altura del km. 16 nos desviamos a la izquierda para tomar el camino rural en dirección al Cebo. Despúes de recorrer 300 metros, avistamos dos montículos situados a derecha e izquierda del camino. Comenzando el descenso y situado a la derecha del camino, se observa el bastón defensivo del poblado situado en la zona oeste del mismo.

- Otro camino más atractivo pero un poco más largo sería continuar por la N-301 hasta la Ermita de San Isidro, a su altura, tomamos a la derecha el camino rural que discurre junto al arroyo de los Moros, el cual nos deja situado a los pies del poblado.

Emplazamiento  y  Sistema defensivo

Este tipo de poblados o recintos, como es habitual, tiene un emplazamiento marcadamente defensivo. Su altitud sobrepasa los 720 metros sobre el nivel del mar. El cerro alcanza los 30 metros de altura sobre el río Cedrón que discurre junto al mismo. 

Podemos aproximarnos al ambiente paisajista que rodeaba el cerro a través de la flora que aún perdura en la zona: encinares, robles, tomillo, romero, esparto y como no las "tobas" (planta que da nombre a la villa).

El cerro goza de una buena defensa natural en su totalidad, presentando violenta  pendiente que lo hace de difícil acceso.

El recinto se encuentra amurallado en su totalidad, los tramos de la muralla que afloran a la superficie dan una idea de su consistencia defensiva. Se contemplan dos bastiones de defensa: 

- El situado en la parte oeste del recinto junto a la puerta principal de acceso, éste sería utilizado como punto de vigilancia y defensa.
- En su lado este, encontramos un sistema de defensa de forma semicircular. Desde este valuarte se vigilaba gran extensión de terreno, lo cual permitía avistar con anticipación cualquier intento de ataque al poblado.

Organización

El poblado es de forma alargada en dirección Este - Oeste y de pequeñas dimensiones, ocupando unos 4000 metros cuadrados aproximadamente.

Las viviendas construidas con materiales perecederos, nos permiten hacernos una idea sobre el urbanismo interno del   recinto.

El hallazgo de fragmentos de vasijas de almacenaje de frutos y semillas junto a la muralla, hace suponer que éstas estarían adosadas a la misma.

Los moradores o tribu que habitaban este poblado enclavado en lo que conocemos como la Carpetania, situada ésta entre los ríos Tajo y Guadiana, pertenece a uno de los pueblos que por sus características comunes formaban parte del pueblo Celtíbero.

La principal fuente de su economía se basaba en la agricultura, caza y la ganadería. También tenems datos fehacientes que atestiguan ser unos valientes guerreros.


Materiales

"Vasija de cerámica" "Fíbula o bronce representando un caballo"

Todos los materiales hallados, han sido en superficie. El más común es la cerámica, en su totalidad fragmentada, como consecuencia de las labores agrícolas y el paso del tiempo.

Por los restos hallados, podemos intuir sus formas, tipos y tamaños en su mayoría realizados a torno. Predominan cerámicas de "tipo Ibérico" presentando formas variadas, cuencos, ollas, platos, vasos y recipientes de gran tamaño.

Los objetos de metal encontrados son muy escasos. Han aparecido fíbulas (broches) anulares hispánicas, fíbulas zoomórficas de influencia céltica (Cultura de la Téne, características todas ellas de la II Edad del Hierro).

Desarrollo Histórico

El cerro pudo ser habitado periódicamente durante el Epipaleolítico - Neolítico y reutilizado durante la Edad del Bronce en su época final (1200 - 800 a.C.) continuando activo durante la Edad del Hierro, pero fue durante la II Edad del Hierro (550 - 300 a.C.) cuando alcanzaría su mayor apogeo. No hay muestras que el poblado fuera romanizado, pero no es descabellado suponer que sus moradores opondrían tenaz resistencia al invasor y tomados como esclavos fueran trasladados a otros núcleos rurales para cultivar la tierra o formar parte como mercenarios en el ejército romano.


RUTA DE LAS ERMITAS

Consiste en realizar una visita organizada y guiada de monumentos arquitectónicos de interés cultural: numerosas ermitas, tanto a las afueras del pueblo (extramuros) como dentro de él (intramuros), que forman parte del patrimonio cultural del municipio.

Muchas de ellas han desaparecido aunque queda memoria de su existencia, como la Ermita del Ecce Homo (en el arrabal a la salida del pueblo), la Ermita de San Gregorio Nacianceno, la Ermita de San Antón, la Ermita de San Juan Bautista, la Ermita del Santo Cristo de la Agonía, la Ermita del Santo Sepulcro, la Ermita de la Virgen de Cabezuelas.

El emplazamiento de las mismas no es fortuito, ya que con su ubicación intentaban formar un recinto, a modo de muralla espiritual, siendo sus puntos defensivos el enclave de las ermitas. La gente celebraba, anualmente, la festividad del Santo entorno a la ermita con actos religiosos y populares. Algunas personas del pueblo, devotas del santo, le otorgaban en su testamento bienes en dinero o especie para obras, por lo que algunas de ellas llegaron a tener posesiones en tierras y otros bienes.

Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno 

Es la ermita más significativa o representativa de todas las existentes en el municipio.

Según cuenta la tradición, la talla de Jesús Nazareno era trasladada de Valencia a Madrid en una carreta de bueyes, por la carretera que pasaba frente a la ermita. Al llegar al punto donde está la misma, los bueyes se detuvieron y fue imposible continuar la marcha. Por este motivo se decidió dejar la imagen allí. En un principio, la imagen de Jesús ocupó un altar lateral de la ermita, donde comenzó a recibir una profunda veneración por parte del pueblo. En el siglo XVIII se decidió la reforma de la ermita, entre los años 1771 y 1777, en estilo barroco, y la imagen de Jesús Nazareno pasó primero a la capilla lateral izquierda para más tarde a presidir el altar mayor, tras el voto que el 16 de julio del año 1702 el pueblo de Villatobas le hizo como patrón del pueblo y protector de la villa e instituyendo la fiesta anual del 14 de septiembre.

Ermita de San José

Ermita de San José.Se trata de una "Ermita de barrio" que ha sido conservada por sus vecinos a través de los años. Da nombre a la calle en la cual se encuentra ubicada Calle de San José (anteriormente denominada Calle de Santa Ana).

La Ermita actual es la originaria, tal cual fue construida en el siglo XVI-XVII, siguiendo los cánones arquitectónicos de la época.

En 1626 se cita su existencia a través de legados testamentarios. Aunque quizás no se concluye hasta cerca de 1647, cuando San José Agraz Calatayud dispuso en su testamento 10.000 maravedíes para ayudar a cubrir la ermita. Su antigua cofradía recibió indulgencias y bendiciones de los pontícifes de Urbano VIII, en 1634, y Pío VI, en 1796.

 La Ermita conserva un sencillo retablo del siglo XVII, en el cual cabe destacar su mesa de altar de madera en forma de consola con las herramientas que San José utilizaba en su oficio de carpintero y un lienzo de la misma época en la parte superior central, que representa la Huída a Egipto.

De planta rectangular de una sola nave, un pórtico con dos columnas y una sobria espadaña con dos campaniles. Su arquitectura y calidad artística es más notable que la del resto de pequeñas ermitas que hubo en Villatobas. Tiene bóveda de medio punto con tres arcos fajones y lunetos. La puerta de entrada es de madera, con clavos forjados, con dintel y zapatas en madera tallada.


Ermita de San Jorge

Fue construida en la primera mitad del siglo XVI pues las referencias y alusiones que hay en los antiguos documentos del Archivo Parroquial de Villatobas, son a partir del año 1544 y cuya campana se adquirió en 1547 con las donaciones de los vecinos. 

Era un edificio amplio, de sencillo y popular trazado cuadrangular, en piedra tosca, tapial y revocada de yeso y cal, con tejado a cuatro aguas. Entre 1974-1975,  la Ermita se encontraba en un avanzado estado de deterioro y ya no se celebraba ningún culto.

Actualmente, se ha reconstruido en el mismo lugar donde se encontraba la anterior ermita del siglo XVI. La primera piedra de la actual ermita se puso el 23 de abril de 2004, fruto del trabajo de la Asociación San Jorge que con ingenio y trabajo han edificado esta nueva ermita

La devoción a San Jorge
 pudo originarse en Villatobas, ya que se le invocaba en algunos lugares ante cualquier mal o catástrofe que pudiera amenazar a las poblaciones (epidemias, plagas o enfermedades). La historia de San Jorge cuenta que él liberó a la ciudad de un dragón.


Ermita de Santa Ana

Ermita de Santa Ana.La antigüedad de esta ermita se atestigua en el Archivo Parroquial, donde queda constancia de que la Ermita de Santa Ana existía ya en 1605. Da nombre al paseo en el cual se encuentra ubicada "Paseo de Santa Ana". 

De arquitectura popular, tenía sus muros de piedra, con tres contrafuertes de refuerzo, con gran sobriedad en su construcción y en su decoración. Es notable la talla en madera de la santa, que aunque de tosca ejecución, es digna de mencionar por tratarse de la originaria.

En esta Ermita, los vecinos acudían a rezar las flores en el mes de Mayo, los niños iban a catequesis y al llegar la víspera del 26 de julio durante la noche se encendían las hogueras en honor de Santa Ana. Los albañiles lo han venido celebrando desde siempre como su patrona.

Entre los años 1970-1975, la Ermita se encontraba en muy mal estado de conservación, provocando su ruina actual.

Actualmente se ha reconstruido en el mismo lugar de su antiguo emplazamiento con fecha 26 de julio de 2008, tras la iniciativa del actual alcalde de nuestro pueblo D. Antonio Torremocha que reunió a los vecinos para acometer la obra que ahora podemos observar y disfrutar.


Ermita de Santa Catalina de Siena


Fechada en el siglo XVI, no presenta mucho interés arquitectónico, pero sin embargo, en su interior alberga una preciosa talla en madera de Santa Catalina que data de los siglos XVI-XVII.


Su fiesta se celebraba el 30 de abril y tenía una tradición muy arraigada en el pueblo. Allí se iba con las mulas y tíburis engalanados a celebrar la merienda a la "Fuente de Santa Catalina", aunque esta tradición fue desapareciendo sustituyéndose por la romería a San Isidro.

Debido a su estado de ruina, se ha reconstruido en el año 2008 siguiendo los cánones arquitectónicos de las ermitas del siglo XVIII. Tiene una planta rectangular de una sola nave, con un sencillo altar en el frente simulando medias columnas de estilo dórico un frontón triangular en cuyo interior hay una hornacina con la imagen de la santa y un pequeño altar hecho de obra. La campana sigue siendo la originaria de la época.



Ermita de San Isidro

Ermita de San Isidro.

Esta Ermita fue erigida por iniciativa de los labradores de la Villa en la década de 1940 en lo alto de un cerro. La celebración de su fiesta, el 15 de junio, sustituyó en importancia a la de Santa Catalina, que tanto arraigo tenía en Villatobas, esto sucedió alrededor de los años cuarenta.

Se construyó sobre tierra comprada por S.M. el rey Carlos III en 1782, por la que pagó 214 reales de vellón y mandó poner una fuente al pie de dicha tierra, de ahí el nombre por el que es conocida actualmente como “Huerta del Rey”.

La Ermita alberga tres imágenes compradas por vecinos de nuestra localidad que son San Isidro, Santa María de la Cabeza y San Cristobal.

Desde ella se obtienen unas magníficas vistas de todo el municipio. 



RUTA DE LAS FUENTES

Villatobas ha sido siempre una zona muy rica y con abundancia de agua. Por ella, pasaba el río Mingabuena (coloquialmente conocido como "cacera")  que regaba todas las huertas de la zona. Algunos de estos manantiales, que forman parte de nuestro patrimonio y que han marcado nuetra historia, son los siguientes:


Fuente Chica o Fuente del Sobrante



En otros tiempos se llamó Fuente de San Juan, con sus chorros perennes, por tener una ermita con el mismo nombre muy cerca

Se trata de una fuente característica de nuestro pueblo. 
Este manantial ha sufrido una serie de modificaciones. Con ella se acredita la riqueza de agua del municipio. Es pues, una zona de huertas  por la que pasaba el río Mingabuena o cacera.

El sobrante del agua lo conducían a las fuentes, de ahí la existencia de esta fuente denominada “Fuente Chica” o también llamada “Fuente del sobrante”. Lo que sobraba del agua que era conducida a esta Fuente, iba a las caceras con las cuales se regaban las huertas.

Esta fuente ha experimentado varias modificaciones a lo largo del tiempo. 



Fuente del Parque Municipal

 
Antiguamente llamada Fuente Grande, originariamente con sus cuatro caños enormes chorreando agua constantemente, junto a un "inmenso lavadero" y un "baño para caballerías".

Ha experimentado varias modificaciones a lo largo de su historia hasta su actual estado.

Fuente de la Plaza Municipal

Está ubicada en la plaza municipal, la cual se estaba construyendo el 12 de mayo de 1612. Se encuentra en el centro de la misma y sirve de homenaje a la perdiz roja de la Mancha.

La perdiz pues, era acreedora a que la provincia toledana perpetuase su recuerdo y la erigiese un monumento inaugurado por el presidente de la Federación Española de Caza, don Jaime de Foxá en el año 1974, acompañado de otros miembros directivos y de las autoridades toledanas provinciales y locales, ya que en este pueblo existe gran tradición cinegética. Como peculiaridad, indicar que su inauguración se hizo con vino que salía por sus caños.

 Figura en el pedestal del monumento una inscripción con la siguiente frase: "A la brava perdiz roja de la Mancha, orgullo de nuestras tierras. Jaime de Foxá".

Fuente del Castillo
Da nombre a una hermosa y amplia plaza, denominada "Plaza del Castillo", abastecía de agua a los vecinos de la zona.   


Es posible que hubiese un castillo en ella, debido a que se encuentra situada en una zona elevada del municipio, pero no tenemos datos ciertos sobre su existencia.

Se trataba de otro manantial que también daba de beber a los transeúntes que venían de paso.


Fuente del Pocillo

Llamada antiguamente Fuente o Pozo de San Gregorio.

Antiguamente muy celebrada y usada por la calidad de sus aguas y para el trasiego que las labores campestres demandaban.

Ahora, remodelada ya hace muchos años, nos queda como testimonio.


Fuente de Jesús Nazareno

Esta fuente está ubicada a la entrada de la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Probablemente, esta fuente estaría destinada a los transeúntes que pasaban por el entonces llamado "Camino Real" para que pudiesen saciar su sed.

Se ha remodelado hace unos años. Presenta cerámicas con motivos en honor a Nuestro Patrón Jesús Nazareno, al que todos los vecinos del municipio y también de la comarca tienen una gran y especial devoción.
 

Fuente de San Isidro

Se encuentra situada a los pies de la Ermita de San Isidro. Su nombre se debe a que S.M. el rey Carlos III en 1782 mandó poner una fuente al pie de la tierra que compró por 214 reales de vellón donde se construyó la Ermita de San Isidro, de ahí el nombre por el que es conocida actualmente como “Huerta del Rey”.


Ha sido y sigue siéndolo, una fuente muy característica por la riqueza de sus aguas, a la cual acuden vecinos del municipio y de la comarca a probar y beberla. 


 
ESCUDOS HERÁLDICOS

Debido a que Villatobas ocupaba una situación estratégica al ser atravesada por la Cañada Real, vinieron diferentes Maeses de la Orden de Santiago que se instalaron en nuestro pueblo. Muestra de lo cual, son los escudos heráldicos que esculpían en sus viviendas, así como la forma de construcción típica de aquella época: casas de piedra, con columnas, organizadas alrededor de un patio interior, con distintas estancias como bodegas, cuadras, graneros…

Reflejo de ello, son los dos escudos heráldicos siguientes: el Escudo sito en Calle de la Encomienda y el Escudo sito en la Plaza del Teniente Fernández- Carrión.

 
                                   "Escudo de la Calle de la Encomienda"

Esta casa perteneció a una familia noble llamada “Fernández Hidalgo”, de la cual queda este escudo, ya un poco  deteriorado por el paso del tiempo.  

Se encuentra ubicada en la Calle de la Encomienda, una de las arterias principales del municipio.

La casa seguía la forma típica de construcción de la época: casa de piedra organizada alrededor de un patio interior, con columnas, con estancias como bodega, cuadra, graneros, etc.

"Escudo de la Plaza del Teniente Fernández-Carrión"                                                                

Pertenecía esta vivienda a los “Condes de Valparaíso”. El Conde era descendiente de Almagro y se casó con una vecina de Villatobas y de ahí la existencia de este notable escudo heráldico.

Se encuentra ubicada en la Plaza del Teniente Fernández-Carrión, que recibe este nombre en honor al Teniente Fernández-Carrión, quien participó en la Guerra Civil.

La casa seguía la forma típica de construcción de la época: casa de piedra organizada alrededor de un patio interior, con columnas, con estancias como bodega, cuadra, graneros, etc.
 



















 

 



Foto - ESCUELAS DEPORTIVAS DE INICIACIÓN, Curso 2018-2019 ESCUELAS DEPORTIVAS DE INICIACIÓN, Curso 2018-2019

El Ayuntamiento de Villatobas pone en marcha las...

+ Información
Foto - CLASES DE PÁDEL ADULTOS, Curso 2018-2019 CLASES DE PÁDEL ADULTOS, Curso 2018-2019

El Ayuntamiento de Villatobas organiza CLASES DE...

+ Información
Foto - Clases de Yoga Clases de Yoga

Ya te puedes apuntar a las CLASES DE YOGA en el...

+ Información
Foto - Más de un millar de villatobanos celebran en plenas fiestas patronales el 60 aniversario del Escuadrón de Vigilancia Nº 2 del Ejército Español Más de un millar de villatobanos celebran en plenas fiestas patronales el 60 aniversario del Escuadrón de Vigilancia Nº 2 del Ejército Español

La alcaldesa, Gema Guerrero, anunció en el...

+ Información

ENLACES DE INTERÉS

Oficina VirtualReserva de PistasDirectorio MunicipalEnlaces de interés


Diputación de Toledo   Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha registro@villatobas.es
Plaza de España, 1. 45310 Villatobas
925 15 21 81
© 2018 Ayuntamiento de Villatobas